Archivo de la etiqueta: Tolerancia

¿Qué diferencia hay entre mi familia y la tuya?

Mi familia no será tan diferente a las de los demás: iremos de vacaciones, haremos actividades juntos, experimentaremos con la comida, pintaremos con las manos, cantaremos mientras nos duchamos, haremos mil y una fotografías, veremos los nuevos estrenos en el cine, Mama A leerá un cuento cada noche antes de ir a dormir, Mama B ayudará con los deberes, los miraré mientras duermen. También tendremos dificultades pero lucharemos juntos para superarlas.

No esperaremos que nadie solucione nuestros problemas o que luche por cumplir nuestros sueños.

Solo queremos un trato justo, igualitario y tolerante.

Tener el mismo pensamiento  es imposible, pero el “respeto” es una teoría ético-moral que debería formar parte de todas las familias.

¿Qué considero como familia?

El sentido de la familia deriva del compromiso con el otro, de luchar juntos en los tiempos difíciles, de disfrutar siempre de los buenos. Deriva de todo el AMOR que nos une, del aprender y crecer el uno del otro. Y en este aspecto yo nunca vi nada que dijera que las personas Homosexuales tenemos sentimientos diferentes.

No todo depende de la palabra MATRIMONIO, que tal día como hoy indica en el Diccionario Real Académia Española que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, sin excepción.

¿Vamos a discutir por una palabra? ¿ Vamos a dedicar tiempo con esta lucha? ¿ Vamos a darle importancia? ¿Cambiará algo?

Todo va más allá de una palabra, influye en las distinciones. Yo si que lo voy a hacer por una simple razón: Mi familia no es tan distinta a la tuya, deriva de los mismos valores y principios, incluso me atrevería a decir que muchas parejas heterosexuales envidiarían el amor y las ganas con las que he formado y forjado mi familia.

Quiero sentirme igual a los demás, que ningún término político condicione mi vida según intereses que violan los derechos humanos que principalmente luchan contra la discriminación.

Quiero casarme y que el Estado no solo nos diga: “ESTÁIS CASADA, ENHORABUENA” y lo acompañen con la palmadita a la espalda. Una ley no se modifica por hacernos un “favor” o para jugar a los “buenos”. Se modifica porque se avanza, se da un paso al frente, se cree, se tolera y NO acepta la discriminación.

Quiero que las personas no piensen que con un voto van a cambiar mi vida o mi orientación. Quiero que las personas vean que no se trata de mi, de ser mejor o diferente. No quiero tener ventajas sobre nadie.  QUIERO IGUALDAD.

En definitiva, no quiero que se me trate como una ciudadana de segunda clase, que se me prohíba el derecho de casarme con la persona a la que amo y con la que quiero formar una familia.

Fotografía de © alfred weissenegger

Anuncios
Etiquetado , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: